Y llegaron los rusos

Y tuvo que venir un ruso para cambiar el mercado financiero, tan escaso de opas y de soporíferas juntas generales.

Ni siquiera el BBVA consiguió animar el panorama, con el morbo de la dimisión de Francisco González como presidente honorífico de la entidad, y con sus accionistas habiendo perdido en muchos casos más del 70% de su inversión en cinco años. Todos callados, aunque no mudos. El miedo perdura. 

Y entonces llegó el ruso. Apretó los marros a la banca, y lanzó su opa, condicionada a la aceptación de la oferta bancaria. Un acontecimiento de lo más vistoso y anglosajón que hemos visto en 10 años.  En su génesis, gente bien experimentada, los del conglomerado LetterOne que emite alto y claro. ¡Y bien asesorados!


Con la presencia de Glass Lewis, un nato ‘proxy advisor’ de lujo, captador de representación accionaria. El mas grande del mundo en rescate de de un consejo acorralado. 
 Contando ademas como asesor a Morgan Stanley y en contra a un ex-Goldman Sachs… Investigaciones, dos auditorías, reducciones de capital, operación acordeón, confirmaciones aseguradas y firmes, también de Morgan Stanley: esto es lo que debe ser el mercado financiero cuya agilidad el regulador no debe frenar y mirar para otro lado. ¿Queremos ser una alternativa al Brexit?: ‘Now we are talking’


Entretanto

Otras juntas como la de Naturgy-Caixa parece que también se van animando, con intervenciones especialmente activas en puntos del orden del día, como la compensación de altos directivos.

Ahora esperamos con impaciencia los resultados electorales con los que la coyuntura económica se haga clara y precisa.

Si hay un Gobierno de izquierdas, Sánchez tirará de Podemos (si sigue existiendo) y de los independentistas (si su religión política aún consigue mantener su número de enfervorizados) , y del bolsillo de todos los españoles, Enfrente tendrá una oposición fragmentada. ¡A buen seguro todo ésto afectará la tendencia del mercado financiero y la de un Ibex todavía tan lejos de su 16,000, tiempos en que no necesitábamos el estímulo de los rusos! 

 

Por cierto, no dejemos que el juicio del ‘procés’ se parezca a un Núremberg provinciano. 

Rafael Salama Falabella

Tufts university

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *