Y llegaron los rusos

Y llegaron los rusos
Y tuvo que venir un ruso para cambiar el mercado financiero, tan escaso de opas y de soporíferas juntas generales. Ni siquiera el BBVA consiguió animar el panorama, con el morbo de la dimisión de Francisco González como presidente honorífico de la entidad, y con sus accionistas habiendo perdido en muchos casos más del 70% de su inversión en cinco años. Todos callados, aunque no mudos. El miedo perdura.  Y entonces llegó el ruso. Apretó los marros a la banca, y lanzó su opa, condiciona...
Más